Coronavirus

cerrado_coronavirus

La salud. Por encima del dinero, siempre. Nuestra salud, y la vuestra. Desde el 14 de marzo tenemos la tienda cerrada, sin trabajar, y por lo tanto sin ningún ingreso. Tenía la tienda llena de flores y plantas, ese mismo día teníamos boda, y todos los trabajos preparados para decorarla, cuando nos avisaron que se cancelaba. Mucho dinero se quedó en nuestra cámara. Flores que he tirado, o he regalado, de algunas aún he podido disfrutar en casa. Pero es lo que tenemos que hacer por el bien de todos. Quédate en casa, se nos ha dicho por activa y por pasiva. Quédate en casa. Es la única manera de frenar al bicho, tan cruel como desconocido. Y así lo hemos hecho. No lo haría si fuese médico, enfermera, dependienta de supermercado, limpiadora, policía… pero soy florista. Las flores, aunque son maravillosas, no son de primera necesidad. No lo son.

Os aseguro que tengo plantas y trabajos para vender en la tienda por el día de la Madre, y por cumpleaños, y que necesito el dinero como todo el mundo… pero creo que nuestro deber en este momento es quedarnos en casa, y no prestar un servicio que, si bien reconforta, no es esencialmente necesario, y que desconocemos el peligro que supone.

En Picris no vamos a dar este servicio. Es un ejercicio de responsabilidad y de respeto.  Me da miedo que el resto de negocios sí empiecen sus actividades antes de lo recomendado, y que todo el sacrificio que estamos haciendo todos desde que se decretó el estado de alarma, se tire por la borda, y estemos dando pasos hacia atrás.

Solo quería explicároslo, con la esperanza de que lo entendáis, y de que cuando esto esté más normalizado podamos celebrar todo lo que no hemos podido celebrar durante este tiempo, que lo hagamos con muchas flores, y sobre todo, que estemos todos. Mucho ánimo y muchas gracias.

Comentarios